El Cristo, la esencia del Cristianismo I

Las iglesias cristianas están llenas de personas que no conocen qué es en esencia el cristianismo. ¿Cómo puede ser cristiano alguien que desconoce en qué consiste el cristianismo? ¿Cómo sobrevivirá o trascenderá una iglesia, tanto local como universalmente hablando, cuyos feligreses, en su mayoría, ignoran cuál es el fundamento mismo de su fe? Históricamente, el mayor daño infligido al cristianismo ha venido de quienes, en sus propias filas, lo han traicionado o no lo han entendido. Pensando en el segundo grupo, los que no lo han entendido, es que quisimos compartirte las citas que siguen.

1) “La esencia del cristianismo no es, como muchos piensan, una gran teoría, una cosmovisión, ni tampoco un sistema eclesial: Sino que es, pura y simplemente, Jesucristo.

Y es cristiano quien, en su propia trayectoria —cada persona tiene la suya— intenta tomar por guía a ese Jesucristo. Y, en el fondo, ninguna organización, ninguna institución y ninguna iglesia deberían llamarse “cristianas” si no pueden remitirse verdaderamente a él en lo que dicen y en lo que hacen.”

                                                                                                                                            (Hans Kung)

2) “Esencialmente el cristianismo es Cristo. La persona y obra de Cristo son la roca fundamental sobre la cual descansa la fe cristiana. Quitemos a Cristo del cristianismo y éste queda desentrañado; no queda prácticamente nada. Cristo es el centro del cristianismo; todo lo demás es circunferencia.”

                                                                                                                                               (John Stott)

3) “El cristianismo puede definirse como la religión cuya base es la creencia que el Dios descrito en el AT, se ha revelado en Jesús de Nazaret, el único Salvador del hombre, eficaz para todos los que creen en El para la redención de su pecaminosidad.

El elemento distintivo en esta (…) religión es que se centra en la Persona de Cristo. Este hecho sugeriría el nombre por el que los discípulos finalmente fueron identificados.”

                                                                                                                                                 (Beancon)

4) “El cristianismo y la salvación no se basan en lo que uno hace sino en una persona a quien uno conoce.”

                                                                                                                                    (Morris Venden)

5) “El distintivo de un cristiano no es saber cosas acerca de Jesús, sino conocer a Jesús. El error más fundamental que se puede cometer con Jesús es considerarle como alguien que vivió y murió, y cuya vida estudiamos, y cuya historia leemos. Pero Jesús no es el personaje de un libro, sino una presencia viva, y el cristiano es aquel cuya vida entera es un testimonio del hecho de que se ha encontrado con el Señor Resucitado y Le conoce.”

                                                                                                                                   (William Barclay)

 

Anuncios